En el momento de formalizar la compra de una vivienda de nueva construcción tenemos que formalizar una serie de contratos desconocidos, normalmente inician desde la reserva, durante la hipoteca y hasta que te conviertas en propietario final de la vivienda.

Contrato de paga y señal

En este tipo de contrato hacemos entrega de un importe cómo señal el importe ir a cuenta del precio final de la vivienda. con este contrato las dos partes corroboran su intención de formalizar dicho contrato y la firma es una garantía de la compraventa que se va a realizar en el futuro. Es un paso previo al contrato de arras legalmente denominado arras confirmatorias, desde el momento de la firma del contrato las dos partes pueden exigir su resolución.

Contrato de arras

El contrato de arras solo equivale a la reserva de la vivienda, con este contrato te aseguras de que el constructor ha reservado la vivienda especialmente para ti y no la venderán a otra persona. Si por tu parte o por la del constructor se incumple el contrato derivará en penalizaciones.

Contrato de compraventa

En la mayoría de los casos a la firma de este contrato se debe hacer una portación aproximadamente del 10% del precio de la vivienda, en los próximos meses seguiremos pagando cantidades hasta llegar aproximadamente al 20% del precio de la vivienda.

Escritura de compraventa

El último paso contractual es elevar la operación ante un notario a escritura pública. En el caso de no disponer del importe de restante es importante contar con un préstamo hipotecario ya tramitado y concedido previamente antes de formalizar este contrato. 

Por supuesto, todo lo anterior implica no solo mucho trabajo, sino un profundo conocimiento de la leyes. Consulta con nuestro equipo de abogados especialistas en Derecho civil en Valencia y deja que se encargue de todo. Ellos te darán todo el asesoramiento que necesites: somos Servicios Jurídicos Valencia. Contáctanos.